Hoy en día las personas buscan tener un trabajo en el que se sientan contentos por lo que muchos cambian de trabajo más de una vez al año.

Y es que el modelo de vida laboral que nos enseñaron casi no existe ya. Ello se debe al mundo tan cambiante en el cual vivimos hoy. Nos programaron de la siguiente manera “Estudia, sacate buenas notas, trabaja en una buena empresa, haz línea de carrera ahí y vive de tu seguro de vida»

Pues la verdad, ello ya no es así, cada vez las personas buscan trabajar en una empresa en las que se sientan agusto, por lo que muchos profesionales pueden trabajar periodos cortos en una empresa, ya que están en búsqueda de su bienestar, por lo que trabajar en una o dos organizaciones para toda la vida es cosa  ya del pasado.

Las Empresas también cambian…

Así mismo, las empresas también están cambiando, la mayoría terceriza, reduce, se fusionan, reestructuran, hacen reingeniería, se reorganizan, en fin, de todo con la finalidad de sobrevivir y lograr el éxito.

Por lo que los empleos son una relación de dos vías, es decir que se mantendrán la relación empleador-empleado en la medida en que ambas partes estén satisfechas.

Las empresas querrán trabajar con uno en la medida en que contribuyas a logro de resultados, cumplimiento de objetivos y agreguen valor.

Ante todos estos cambios, es importante tomar conciencia de la coyuntura en la cual vivimos y estar preparado ante cualquier situación.

Existen otros factores que una persona tiene en cuenta al momento de su continuidad en una empresa u organización como por ejemplo:

«El Jefe o Sabelotodo»

Hoy en día  las personas trabajaran en una empresa mientras sea posible su desarrollo profesional, satisfacción, crecimiento, valor y Reconocimiento

Las organizaciones  buscan profesionales líderes que hagan puedan llevar un equipo de trabajo y que sean inspiración para los demás

La imagen del jefe sabelotodo que jamás se equivoca está quedando en el pasado  y está siendo reemplazada por la búsqueda de líderes que empoderan a sus colaboradores, que los acompañan en el proceso de buscar nuevas soluciones a los problemas y los ayudan a crecer laboral, profesional y personalmente.

«Decir lo que piensa»

Sabemos que el opinar en cuestiones laborales puede derivar en nuevas tácticas, grandes implementaciones y la construcción de nuevos puntos de vista.

El ser maquinita y hacer todo lo que te digan pues como que no va no!!!

El robot que nunca se para del asiento más que para ir al baño, que no voltea y no respira a menos que sus labores diarias lo exijan, poco a poco queda atrás.

Hoy sabemos que la productividad no es igual a permanecer en el escritorio por ocho horas  o más, sino que está más relacionada con la capacidad de realizar determinadas actividades de manera eficiente y eficaz.

Existen métodos que ayudan a trabajar de manera efectiva que están al alcance de todos como por ejemplo clasificar las tareas en:

  • Urgente – no importante
  • Urgente – Importante
  • No urgente -Importante
  • No urgente- No Importante

El mundo de vida laboral cambio

No esperemos la ayuda de Nadie

Debemos de recordar que nadie cuida de nosotros más que nosotros mismos y si nos preguntamos quién podrá ayudarnos pues, (PUES NO SEÑORES NO ES EL CHAPULÍN COLORADO) te diré que la respuesta está frente de ti, tú eres la única persona responsable de tu propio desarrollo profesional.

Debes de preguntarte  ¿quieres ser un profesional que hace realidad sus sueños o ayuda a otros a hacer realidad los suyos?.

Si trabajas en una empresa o eres independiente, pero no sientes satisfacción plena, preguntate cuanto realmente amas tu trabajo. Trabajas por necesidad,  porque te gusta, es temporal o trabajas ahí mientras consigues hacer realidad tu sueño O «mientras consigues algo mejor».

No te quedes sentado esperando que el tiempo pase y que las oportunidades toquen tu puerta. Sal y lucha por aquello que realmente te hace feliz.

Write A Comment

Pin It